HCD: La calesita de la vergüenza

La sesión extraordinaria que se llevó adelante este martes fue por demás polémica y encendida. Los temas que produjeron que los ediles sacaran “los trapitos al sol” en plena sesión fueron la aprobación de un visado de planos para la empresa ABOTT y el permiso de instalación de cuatro calesitas.

Temas polémicos

Toda la discusión giró en torno a los cuestionamientos de varios concejales de la oposición, ya que en el caso de ABOTT, un laboratorio de medicamentos, ha ampliado su superficie y la aprobación de planos debe pasar por el deliberante local para que luego el ejecutivo pueda otorgarles la habilitación. La empresa llevó adelante la obra sin la aprobación de planos por el hcd ya que el ejecutivo retuvo el expediente por, al menos, cuatro años y el funcionario de obras públicas, Gramajo, evitaba que este tema pase por el HCD. Por otro lado, la aprobación de la instalación de cuatro calesitas, de las cuales es titular un ex funcionario municipal, que pese a no tener el permiso, una de ellas, ubicada en el Parque de la Ciudad, está instalada y funcionando hace más de un año y medio sin ningún tipo de control ni pago de canon.

Cruces, chicanas y enojos por ABOTT

Los ánimos vienen caldeados entre los concejales y con el ejecutivo. Durante las argumentaciones sobre rechazos y abstenciones respecto del mencionado expediente, la concejal Dubrocca destapó una olla que luego fue muy difícil de cerrar. La edil oficialista cuestionó a varios concejales por haberle “vaciado” la comisión de obras públicas en la ocasión en que debía discutirse el expediente de ABOTT, exponiendo cuestiones que suelen quedar bajo la superficie del conocimiento público. Dubrocca criticó a los concejales Cano y García por retirarse de la comisión y criticó fuertemente a los concejales del FR, Queijiero y Caparelli, por no presentarse nunca a las reuniones de comisión, aunque justificó a José Casazza quién había manifestado “sentirse mal” aquel día, a lo que Cano vociferó que sin embargo se lo había visto por los pasillos del HCD.

Con un enojo manifiesto Casazza justificó porque estaba presente pese a decir que se “sentía mal”  e increpó a sus compañeros “esto es una barbaridad”, “esto se habla en privado, es una vergüenza”, “hablan boludeses” aseguraba y manifestó a los gritos que “estábamos viendo si no había quórum, dicen pongámonos duros y después entran todos”.

La calesita

La discusión por las calesitas del ex funcionario Dopelgatz no fue más tranquila. El concejal Filareti aseguró que se iba a autorizar algo que hace una año y medio ya está funcionando; que se estaba votando una ordenanza a la medida de esta persona y se preguntó si este “empresario” va a pagar algo del funcionamiento de la calesita durante este año y medio que funcionó ilegalmente “limpiamos las cagadas que hacen otros” afirmó y pidió que el expediente vuelva a comisión para evaluar si se debe pagar un retroactivo o una multa, pedido rechazado por no obtener los votos necesarios.

“Las normas están y el ejecutivo no las cumple” aseguró Casazza; Fabían García manifestó una “ausencia del Estado municipal” y Dario “Nunzio” Miguel advirtió que “hay cuestiones legales que se están pasando por encima” .

Otros temas

Además, durante la sesión se trató un convenio por el “Programa Federal  Sociocomunitaria para el Mejoramiento del Hábitat” que permitirá la construcción de 3.000 mts. de veredas; las licencias de Walter Di Giuseppe; David Gutiérrez y Daniel Gurzi y un convenio relacionado con la remoción de cañerías de la calle Espora/Avellaneda donde se está construyendo el bajo vías de Bernal.

Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me sorprende Me entristece Me enoja

Se el primero en comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*